Para los venezolanos que luchan en cuarentena.

Una oportunidad en los servicios de delivery o entrega.

Buscando dar respuesta inicialmente a quienes no podían ir de un sitio a otro para encontrar los productos que necesitaban, nacieron empresas de delivery de alimentos como una opción cómoda que se gestiona a través de redes sociales.

Desde que la actual administración pública anunció la activación de la cuarentena para frenar la propagación del virus COVID-19 en el país, los negocios han tenido que reinventarse para no cerrar sus puertas y echar a la borda todo el trabajo que han realizado por años.

“Cualquiera que deje de aprender es viejo, ya sea a los veinte u ochenta. Cualquier persona que sigue aprendiendo se mantiene joven”, Henry Ford.

En tiempos de pandemia, los servicios de delivery han llegado a ser una de las pocas oportunidades de empleo o nuevos emprendimientos para los venezolanos viviendo bajo una cuarentena obligatoria en un país batallando con una recesión, hiperinflación y escasez de gasolina desde hace mucho tiempo.

Desde comerciantes quienes vendían víveres y otras mercancías en tiendas hasta taxistas quienes no encuentran pasajeros, están entregando personalmente cualquier cosa desde comidas elaboradas, carnes, hortalizas y vegetales, hasta comida para perros así como piezas decorativas y accesorios para el hogar.

Y a diferencia de la gente en la mayoría de los otros países, los venezolanos que hacen entregas tienen que lidiar con una grave escasez de gasolina que puede requerir horas de cola y, en algunos casos, han llevado a los trabajadores a evitar motocicletas y automóviles en favor de las bicicletas.

En Ciudad Guayana, como ahora en el resto del país. La escasez de gasolina es el único impedimento que se les presenta a los comerciantes para reinventarse.

Finalmente, CONSECOMERCIO, que representa a unos 15.000 afiliados, dice que no tiene una estimación de cuántas empresas han comenzado a usar entregas para reemplazar las ventas personales, perdidas por la cuarentena. Su presidente, Felipe Capozzolo, declaró en una entrevista que dichos servicios están disponibles solo para "dos o tres por ciento de la población", porque los productos entregados en el hogar tienden a ser mucho más caros de lo que el consumidor promedio puede pagar.

Sin duda, de continuar la cuarentena, las entregas a domicilio van a aumentar

Humberto Galvis

Ing Metalúrgico graduado en University of Tennessee 1979, CEO Fundador de MASSIVE, Expresidente de la Cámara de Comercio e Industriales de Ciudad Guayana.

0 Comentarios

Agradecidos por tus comentarios

Tu dirección de email, no será publicada. Campos marcados con * son requeridos.