Bienvenidos al Blog de CEFAPCA

El poder enmascarado del Ego Vs La búsqueda de validación

¿Necesidad de poder o reconocimiento?

En la compleja danza de las relaciones humanas, hay dos necesidades fundamentales se entretejen la personalidad de un ser humano: la de poder y la de reconocimiento. Ambas coexisten en la psique de cada individuo, impulsando sus acciones y deseos. Sin embargo, cuando la búsqueda de alimentar el ego se vuelve desmedida, puede generar patrones de comportamiento que afectan negativamente las relaciones interpersonales y la autoestima.

Para algunos, la necesidad de poder se disfraza bajo la apariencia de informar cualquier eventualidad insignificante o básica para la mayoría, pero que para ellos es una oportunidad que no se puede desperdiciar.

Este tipo de personas normalmente asumen roles falsos de liderazgo, pontifican sobre diversos temas y se erigen como guardianes del conocimiento total de cosas insignificantes. Sin embargo, en el fondo, su motivación no es compartir información “útil”, sino dominar una conversación, imponer su punto de vista y obtener reconocimiento por su presunta "sabiduría".

Otros, en cambio, buscan alimentar su ego a través del reconocimiento social. Su autoestima depende de la aprobación externa, y su valor se define (digamos tomando un ejemplo actual de esta vida digital) por la cantidad de "Likes" en sus publicaciones electrónicas, la atención que reciben en las redes sociales o la admiración que generan sus logros.

Esta necesidad insaciable de validación puede llevarlos a comportamientos narcisistas, exhibiendo constantemente sus (según ellos) éxitos y menospreciando a los demás, para sentirse superiores. Haciendo creer que sus niveles económicos son de clase alta, cuando en realidad viven en el mismo barrio o la misma vecindad (Aludiendo al programa de TV mexicana “El chavo del 8”).

Las consecuencias de un ego desmedido:

Las personas que se obsesionan con alimentar su ego a expensas de los demás experimentan una serie de consecuencias negativas, tales como:

  • Dificultades en las relaciones: Su arrogancia y falta de empatía generan conflictos y distanciamiento con amigos, familiares, vecinos y compañeros de trabajo.
  • Baja autoestima paradójica: A pesar de su fachada de seguridad, en el fondo se sienten inseguros y vacíos, dependiendo constantemente de la aprobación externa para sentirse bien consigo mismos.
  • Soledad y aislamiento: Su egocentrismo y falta de interés en las necesidades de los demás los aleja de conexiones genuinas y significativas.

Encontrar el equilibrio:

No con esto queremos decir que esto es algo dañino, puesto que es importante reconocer que la necesidad de poder y reconocimiento del ser humano no es inherentemente negativa. Todos en algún momento del día buscamos sentirnos valorados y tener cierto grado de control en nuestras vidas y nadie se escapa de este sentimiento. Lo crucial es encontrar un equilibrio saludable, donde estas necesidades no se conviertan en una obsesión que domine nuestro comportamiento y afecte nuestras relaciones con otras personas.

Claves para un ego saludable:

  • Cultivar la autoestima: Desarrollar una confianza interna basada en nuestras propias capacidades y valores, no en la validación externa.
  • Desarrollar la empatía: Aprender a comprender y conectar con las emociones de los demás.
  • Enfocarse en el crecimiento personal: Buscar la satisfacción interna a través del aprendizaje, la superación personal y la contribución a los demás.

Recuerda: Alimentar tu ego no es sinónimo de éxito o felicidad. La verdadera satisfacción se encuentra en el equilibrio entre la búsqueda de nuestras propias necesidades y el respeto por los demás.

Este artículo es solo un punto de partida para la reflexión. Te invito a explorar en profundidad este tema y a compartir tus propias experiencias y opiniones en los comentarios. Les recomendamos el libro: “Los cuatro acuerdos” (pronto estudiaremos la posibilidad de tener nuestra propia biblioteca digital para que pueda descargarlo directo de nuestra web. Promesa en tránsito).

¡Espero que este artículo te haya sido útil para tu crecimiento personal!

Siempre a sus órdenes

Trino Caldera

CEO Cefapca.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *